Videoportero, Vea quien Toca a su Puerta

Videoportero IP

Videoportero, la solución de tecnología más avanzada para su puerta.

Un videoportero es el aliado perfecto de cualquier puerta, (sea de madera, metal, vidrio), para  controlar el acceso a nuestras instalaciones. La puerta, por sí misma,  es un elemento que impide el paso a la gente a ciertos espacios que nos interesa tener resguardados. En ese sentido la puerta ha demostrado tradicionalmente su utilidad para protegernos de los intrusos. Pero su labor defensiva se incrementa cuando le agregamos un videoportero.

Función de un videoportero

Generalmente colocamos videoporteros en entradas principales de casas, edificios de departamentos, oficinas, negocios. Lo anterior, con la idea de tener un “timbre” que nos permita ver y oir a la persona que llama. De tal suerte, podemos abrir, de manera remota, una vez que identificamos al visitante. De tal suerte que podemos evitar situaciones incómodas o francamente peligrosas. Es decir, una vez que decidimos abrir es porque estamos seguros de que la persona que toca a la puerta es confiable.

Elementos del videoportero

El sistema del videoportero tiene tres componentes básicos. El frente de calle, que es la pieza colocada al exterior de la casa o negocio. Éste contiene la cámara y el timbre para llamar. Además, trae el micrófono altavoz  que nos permite hablar con el interlocutor.  Por otro lado, en el interior se encuentra el  monitor. Este dispositivo cuenta con un intercomunicador para establecer la conversación con  el exterior. De esa manera, recibimos imagen y voz, y con el el botón abrepuertas podemos decidir si abrir o no. Finalmente, podemos colocar una chapa o contrachapa eléctrica para efectuar la apertura de manera remota.

Tipos de videporteros

De acuerdo a nuestras actividades y al tipo de construcción donde queramos instalar el videoportero  encontramos en el mercado una gran variedad de modelos:  Pantallas y teclados táctiles, manos libres, tecnología LYNX IP, placas de calle interactivas,  convergencia entre dispositivos.

Incluso podremos controlar la puerta a través de un smartphone, sin importar en que lugar y a que hora nos encontremos, ya sea dentro o fuera de la casa. Lo anterior es posible mediante un enlace WiFi a Internet.

Así, el videoportero ofrece  hoy al usuario la seguridad y el confort de una casa con tecnologías como TELEMETRIA (comandadas a distancia) y DOMÓTICA (tecnología que permite interactuar con su casa). Por otra parte, los sistemas inalámbricos  evitan gastos de instalación, ahorro de tiempo y no dañan la estética de la casa.

Un videoportero para que sea eficiente nos debe permitir:

  • Identificar a la persona que llama a la puerta, ya sea de manera local o remota.
  • Observar lo que pasa en la calle, aunque nadie llame.
  • Algunos sistemas tienen una memoria que registra todos los eventos ocurridos en el día o la noche. Así, podemos revisar lo que sucedió ante nuestra puerta mientras no estábamos.
  • Enlazar al mismo sistema a dos o tres puertas.
  • Escalar el sistema con otros dispositivos, como cámaras de videovigilancia.

Con el sistema de apertura con una chapa eléctrica no tenemos que ir corriendo a abrir la puerta, sobretodo cuando se atraviesa un patio entre la casa y la entrada principal, o estamos en otro piso.

Una consideración importante es que generalmente los frentes de calle son construidos con material antivandalismo.

En SeguComp contamos con el videoportero que obedece a sus necesidades. Solicite informes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *